català · castellano
G.C. 1222
   
   
   
   
Portofolio
 
CAMBOYA
 


Camboya es un país a descubrir, donde el turista aún disfruta  de la esencia de lo auténtico. Aventurate.



Camboya limita al oeste con Tailandia, al norte con Laos, al este con Vietnam y al sur con el golfo de Tailandia. La geografía del país está dominada por el poderoso río Mekong, que lo atraviesa de norte a sur, por el gran lago Tonlé Sap, repleto de peces y de los más grandes de Asia, por la cadena del Elefante y los montes Cardamomos al Suroeste, por los montes Dan Rek a lo largo de la frontera tailandesa, y por las tierras altas orientales al noroeste. La mayor concentración de población se ubica en las fértiles llanuras centrales de la cuenca formada por el Mekong y el Tonlé.

 

Qué visitar:

 

Phnom Penh :La capital, de innegable encanto, a pesar de su pasado agitado y violento. La desmoronada arquitectura colonial supone un atractivo telón de fondo a las bulliciosas cafeterías que flanquean las calles y al remodelado recinto del paseo fluvial, un lugar especialmente activo los viernes y sábados por la noche. Entre las visitas de interés, destacan diversos Vats (templos) imponentes, como el Vat Ounalom, centro del patriarca budista camboyano; la pagoda Vat Phnom, enclavada sobre la cumbre de una colina y que da nombre a la urbe; y la recientemente repintada Vat Lang Ka. El mayor orgullo de la ciudad lo protagoniza la espectacular Pagoda de Plata, uno de los escasos lugares del país que los jemeres rojos no destruyeron; si bien únicamente conserva un 40% de los elementos que encarnan el brillo y riqueza de la cultura jemer. Otro atractivo destacado es el Museo Nacional, con excepcionales muestras de artesaníajemer.
Para compras el Mercado Ruso, que destaca tanto por su arquitectura como por los productos que se venden, se encuentra desde ropa de imitación y sedas hasta vajillas orientales. El regateo es obligado
Los campos de matanza de Choeung Ek recuerdan las atrocidades cometidas por los jemeres rojos. En este enclave, a tan sólo 15 km en dirección Suroeste del centro de la capital, fueron ejecutadas alrededor de diecisiete mil personas.

 

Angkor: Lo más visitado y único de Camboya : los inigualables templos de Angkor. Se trata de un conjunto de unas cien pagodas, construidas entre los siglos IX y XIII para glorificar una sucesión de reyes jemeres. La mayor parte de la urbe fue abandonada en el siglo XV, y los templos fueron engullidos gradualmente por el bosque. En la actualidad siguen efectuándose grandes esfuerzos para eliminar la vegetación que amenazaba con destruir completamente los edificios, junto con las tareas de restauración.
Entre los magníficos templos destacan el Vat Angkor, el Bayon y el TaProhm. A tan sólo unos kilómetros de las pagodas, se halla Siem Reap, población totalmente enfocada al turismo.

Sihanoukville: Es la única zona de playas del país, aunque no pueden compararse estas, con las de de la vecina Tailandia, a pesar de tratarse de playas de finísima arena blanca y que los hoteles van mejorando día a día sus instalaciones.

 

Battambang: Esta elegante ciudad ribereña, segunda en tamaño del país, alberga algunos de los edificios coloniales mejor conservados de Camboya. Su mayor atractivo reside en los encantadores y antiguos comercios franceses que se agrupan a lo largo de la orilla del río.

 

Información útil:

 

Moneda: La moneda oficial es el Rial pero si se viaja con dólares, no será necesario cambiar dinero en Camboya; ya que el precio en dólares es muy similar al que se pagaría en riales. También se acepta el baht tailandés. Tanto el dólar como el baht tailandés pueden canjearse con facilidad, al igual que las principales divisas. Más allá de Phnom Penh, Siem Reap, Sihanoukville, Battambang y Kompong Cham, puede resultar complicado cambiar cheques de viaje.La tarjetas de crédito, solo son aceptadas en los grandes hoteles.
No es necesario dejar propina pero, como los salarios son muy bajos, cualquier gratificación por un servicio correcto se aceptará de buen grado. Se acostumbra a regatear en los mercados, al alquilar un automóvil y, en ocasiones, incluso al solicitar una habitación, pero no es necesario insistir tanto como en Tailandia o Vietnam.

 

Clima: El clima camboyano está determinado por dos monzones: el frío y seco monzón del Noroeste, que sopla de noviembre a febrero; y el monzón húmedo del Suroeste, entre mayo y octubre. Las precipitaciones se producen principalmente en los atardeceres, y se alcanza un índice de pluviosidad anual del 70 al 80%. Las temperaturas medias anuales oscilan entre los 21 y los 35ºC llegando a los 40ºC en abril, el mes más caluroso.

 

Comida: Muy parecida a la Tailandesa, pero mucho menos picante. Esta basada en el pescado, que lo cocinan de inimaginables maneras, destacando: El amok, pescado con leche de coco, que es uno de los platos más deliciosos de la cocina local. Pero dejando a parte el arroz hervido, que siempre está presente, una comida camboyana debe ofrecer una sopa que se sirve y come junto con los demás platos.

 Por lo que se refiere a las bebidas no tomar nunca agua del grifo. Beber siempre agua embotellada que es muy fácil de encontrar, cervezas locales y de importación o refrescos.

En el centro de Siam Reap hay muchísimos restaurantes de cocina internacional y bares donde tomar una copa, o mover el esqueleto.

 

Precios orientativos:

Comida en un restaurante mediano en zona turistica: 10 a 25 Usd.
Comida en un buen restaurante: + 25 Usd.
Moto-Taxi. En función de la distancia de 1 a 2 Usd.
Tuc tuc: de 2 a 4 Usd.
Cerveza Local en restaurante: 2 Usd.
Cerveza de importación en restaurante: a partir de 3 Usd.
Botella de agua pequeña: ½ Usd.
Botella de agua grande: 1 Usd.
Paquete de cigarrillos importación: 1,25 Usd.
Entradas a los monumentos: entre 1 y 12 Usd. excepto en los templos de Angkor
Café Internet: 1 Usd por hora

 

A tener en cuenta:

Los más atrevidos pueden alquilar motocicletas por todo el país, por unos 10 dólares, eso sí, siempre vigilando a los ladrones y el tráfico. SUERTE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! 

Estamos en  uno de los países del mundo que tiene más días festivos. La mayoría se fijan según el calendario lunar por lo que los días de fiesta varían cada año. Los monumentos no cierran, solo los comercios.
Recomendamos que el equipaje sea lo más ligero posible. Evitar las maletas rígidas que se acomodan muy mal en los medios de transporte.

Todo el año hace calor llevar ropa cómoda y fresca a ser posible de algodón. Los camboyanos son bastante recatados en cuanto a la manera de vestir por tanto mejor pantalones cortos que cubran parte de las piernas y camisetas con manga corta. En época de lluvias un chubasquero o capelina y paraguas (que también sirve para el sol) pueden ser necesarios. Sombrero o gorra y crema solar de factor alto son imprescindibles. Calzado. Cómodo y ligero.

La propina es una práctica bastante desconocida en Camboya aunque siempre será bienvenida como símbolo de reconocimiento a un buen servicio y, por supuesto, es más habitual en ambientes turísticos (maleteros, botones, etc.). Es normal dar una propina a nuestro guía y chofer si consideramos que nos han proporcionado un buen servicio.
El servicio telefónico en Camboya ha mejorado extraordinariamente en los últimos años aunque las llamadas internacionales son caras, especialmente si se realizan desde hoteles. Si hay que llamar a España es mejor hacerlo desde una oficina de correos o un café Internet que consiguen precios irrisorios cuando la llamada se efectúa a través del ordenador con programas de telefonía. La calidad de estas llamadas es realmente buena.
Los teléfonos portátiles de redes españolas funcionan (si se ha activado la cobertura internacional con la operadora) en Camboya aunque el precio de la llamada a España, tanto si se recibe como si se llama, es superior a los 3 euros por minuto.
La corriente eléctrica es de 220 V (50 Hz). Los enchufes son como en Europa de dos polos redondos

 

El nuestras rutas por Asia, le recomendamos diferentes circuitos para conocer este singular país.
 

         
   
   
         
         
   
Información legal · Condiciones generales ·Tel. 93 330 48 20· atlantis@atlantismara.com · Diseño web MONTAWEB.com