català · castellano
G.C. 1222
   
   
   
   
Portofolio
 
CUATRO DESTINOS Y SUS MOTIVOS PARA VISITASRLAS
 


Cuatro destinos muy diferentes el uno del otro, que presentan unas caraterísticas radicalmente distintas, pero que presentan un rasgo común: complacerán a cualquier viajero, aunque sea de diversas maneras.



ARGENTINA – DE LA SELVA Al HIELO
Una de los grandes destinos turísticos de sudamèrica es sin duda Argentina. Se puede visitar en cualquier época del año. Ahora, en nuestro otoño e invierno, que coincide con sus primavera y verano, es un momento óptimo para visitar la vasta región de la Patagònia. Las ballenas se pueden observar con totat certeza, especialmente en la Península Valdés, donde su presencia de mayo hasta diciembre está garantizada. Por otro lado la observación de los simpáticos pingüinos en Punta tumbo, la tenemos segura hasta el mes de abril. Focas, lobos de mar y elefantes marinos, son visibles durante todo el año. La observación de la naturaleza no se limita a ver estos extraordinarios animales; los paisajes inolvidables de los glaciares en el Calafate, del Cabo de Hornos, muy cerca de la ciudad más austral del mundo: Ushuaia, la espectacularidad de las cumbres andinas en la parte más austral de la cordillera, los lagos, los valles, las llanuras interminables… todo esto conforma los atractivos de uno de los viajes más espectaculares y emocionantes que podemos hacer, y también de los más queridos. Pero Argentina no es sólo la Patagònia, nos ofrece mucho más: todo su patrimonio colonial en el norte, las cataratas de Iguazú, los Andes, “el tren de las nubes”, los “gauchos” Mendoza, la provincia de Jujuy y un etcétera interminable. Aquí en nuestra web podéis ver unas propuestas de ambas possibilidades, y si no os convienen, recordaros que podemos hacer vuestro viaje a medida, que es nuestra especialidad. Y para acabar de animaros a viajar a Argentina, si todavía hace falta, destacar su gastronomía, que no se reduce a su famosa carne y a sus “asados”, una aportación de muchos años de emigrantes de todas partes y los productos locales, han conseguido una cocina adaptada a cada región que a buen seguro os sorprenderá. Por no hablar de sus famosos vinos, cada vez más apreciados en todo el mundo.

CRACÒVIA – EL BARRIO JUDÍO DE KASIMIERZ
Cracóvia es la ciudad más atractiva de Polonia, y totalmente recomendado visitarla. Y en esta visita no podemos de tener presente y prestar especial atención al barrio de Kasimierz.. Este barrio tiene sus orígenes en el siglo XIV, quen el rey Casimiro el Grande, creó una nueva pequeña ciudad junto al recinto amurallado de la villa de Cracòvia, cerca del cerro de Wawel, y la bautizó con su propio nombre. A la pequeña ciudad independiente le confirió un marcado carácter comercial, y para darle esplendor fueron costruidas dos enormes iglesias góticas: la de Santa Caterina, y la del Corpus Christi. A partir de 1495, la población judía de Cracòvia fue transferida a Kazimierz, lo  que en siglos posteriores, hizo que la ciudad se convirtiera en un verdadero barrio judío. El reflejo de esta presencia hebràica, la encontramos en las diversas sinagogas que todavía hay; la más destacada la “Sinagoga Vieja”, la más antigua del país. Después de la Segunda Guerra Mundial, el barrio quedó desierto. Ahora es visita obligada. Quién quiera ver las calles del ghetto judío creado por los nazis, y la famosa fàbrica de Oskar Schindler, tendrá que ir al otro lado del río, a la zona de Polgorze. Desde la década de los 80, el barrio ha experimentado un importante renacimiento, y ahora es una zona con gran ambiente cultural y también con mucha vida nocturna. Sus concurridos restaurantes y cafés nos pueden recordar el barrio latino de París. El barrio está en cierto modo tomando protagonismo a toda la zona clàsica de la Plaza del Mercado. Aprovechad cualquier excusa para visitar Cracòvia. No os arrepentiréis: os sorprenderéis de su belleza.

SUDÁFRICA Y EL VINO
Un viaje en Sudáfrica, es un viaje al continente africano que nos ofrece unas particularidades únicas, que sólo en este país encontraremos. Naturalmente que podremos ver y disfrutar del gran atractivo africano: su fauna. Elefantes, leones, leopardos, rinocerontes, búfals, etc…La gran área del Parque Kruger, formada por el parque estatal y por una importante cantidad de reservas privadas, con una variada y selecta oferta de alojamientos, satisfará sin duda, a los amantes de los safaris. Pero como decíamos, Sudáfrica es diferente, ofrece más. Por ejemplo, a diferencia de otros países africanos dispone de atractivas ciudades que requieren una visita, y entre ellas sin duda, Cape Town, la ciudad más atractiva de África, ubicada entre playas de arena dorada y montañas, tiene fama de ser la ciudad más abierta y relajada del país. Diferentes e interesantes excursiones se pueden hacer desde Cape Town, por ejemplo ir al mítico Cabo de Buena Esperanza, que por una carretera espectacular nos llevará a ver preciosos pueblecitos de pescadores, colonias de focas y pingüinos, acantilados increíbles. Y también, al alcance de Cape Town tenemos la tierra de las viñas y el vino. No hay que subestimar los vinos sudafricanos, no se trata de un invento reciente, más bien el contrario, disfrutan de una tradición centenaria, heredera en parte de los hugonotes franceses, que llegaron hasta este rincón de mundo huyendo de las persecuciones religiosas de Europa. Con el tiempo, el capricho nostálgico de los campesinos venidos de Europa se ha convertido en una potente industria. Alrededor de las bodegas ha crecido una importante oferta turística que se aprovecha además del reclamo de la calidad del vino, de la belleza de la región: un paisaje delicado, y de la arquitectura colonial holandesa con reminiscencias francesas, y pequeñas bodegas que además, de sus vinos disponen de pequeños hoteles y restaurantes magníficos. Todo esto, como decíamos a tocar de Cape Town, reprresenta un perfecto contrapunto a otras excitantes experiencias que ofrece el país. No estaría bien concluir estas breves notas sobre sudàfrica sin referirnos a la conocida “Ruta Jardín”, una ruta paisajística que se extiende de Cape Town hasta Port Elizabeth, y que nos muestra bosques, playas de arena blanca, pueblecitos con encanto, áreas protegidas, y posibilidad de trekkings para todo el mundo. En verdad Sudáfrica lo tiene todo para unas vacaciones y un viaje magníficos.

BALÍ – ESENCIA DE ASIA

La isla de Bali nos ofrece unas características muy especiales. Para aquellos que deseen viajar al Asia, ver y conocer gente y paisajes diferentes, sin tener que recòrrer centenares de quilòmeteres e ir de aeropuerto en aeropuerto, Bali es su destino. En un pequeño territorio –la isla hace 140 km de largo por 90 km de ancho – encontraremos de todo: 20.000 templos, algunos de ellos de los más destacados de la arquitectura hinduista, paisaje selvático, volcanes, terrazas de arroz, playas tropicales, y todo al alcance de una sencilla excursión que nos permitirá ir a dormir a nuestro hotel de toda la estancia. Esto representa máxima comodidad, todavía más si queremos tener en cuenta la extraordinaria oferta hotelera de Bali, con algunos hoteles emblemáticos. Balí como decimos, en ella misma ya es un viaje, nos ofrece bastante atractivos como para ser objetivo único de nuestras vacaciones. Pero es necesario no olvidar que nos encontramos en medio de Indonesia, y la tentación de ir más allá puede ser difícil de contener: muy cerca tenemos las islas Gili y Lombok, con unas playas de postal, también tenemos Sulawesi con la cultura de los Toraja y paraíso de los submarinistas, la isla de Java, Borneo, Sumatra… o quizás preferís una parada para admirar Singapore, el milagro económico del sudeste asiático. En definitiva Balí es una pequeña isla, que nos propone grandes posibilidades.

         
         
         
   
   
         
         
   
Información legal · Condiciones generales ·Tel. 93 330 48 20· atlantis@atlantismara.com · Diseño web MONTAWEB.com